Mujer Laica en Chile – C.F. Sabiduría Nº37-Talcahuano

Home - Noticias - Mujer Laica en Chile – C.F. Sabiduría Nº37-Talcahuano
mujer laica

Mujer Laica en Chile – C.F. Sabiduría Nº37-Talcahuano

El día 27 de Junio de 2019 en el Templo de la Respetable  Logia Caupolicán N°37 del Valle de Talcahuano se llevó a cabo la tenida blanca cuyo tema medular fue “La Mujer Laica en Chile. Su Venerable Maestro don MARCOS VERGARA BORQUEZ, y Relacionador  GERARDO AVALOS CORONADO hicieron efectiva la invitación alCentro FemeninoSabiduría N° 37 del cual es su auspiciador para realizar una acabada exposición y luego un conversatorio, en una de sus ceremonias. Este trabajo fue realizado en conjunto con las Q. H. MAGALY AYALA CISTERNAS, Directora Regional del Depto. de Relaciones Institucionales; JANET ESTAY TAPIA, Presidenta, MÓNICA VÁSQUEZ VILLANUEVA, Secretaria y AURORA ALARCÓN CARRILLO, Directora Depto. De Cultura y Divulgación todas del Centro Sabiduría N°37. Debemos señalar que este evento contó con la asistencia de la gran mayoría de los integrantes de la Logia junto con la valiosa presencia de nuestra Presidenta Regional Q.H. ROSA MESA ALCORTA. Como Centro Femenino, agradecemos la gran responsabilidad que se nos encomendó en realizar este importante trabajo y también destacar la excelente gestión de nuestro relacionador en entregar la información de manera eficaz y oportuna, dándose lectura en un ambiente confortable de mucha atención y respeto además de la contribución de buenos aportes y excelentes comentarios.

LA MUJER LAICA EN CHILE

La mujer desde principios de la humanidad ha debido recorrer una senda llena de obstáculos para lograr trascender su condición de mujer y madre y acceder a participar dentro de la sociedad. En el transcurso de la historia se ha considerado a las mujeres en una condición inferior a la del hombre. Solo pensar en acceso a la educación era casi imposible y generalmente su condición era subordinada a la autoridad del hombre….. Afortunadamente la humanidad y la sociedad ha evolucionado favorablemente dando a la mujer hoy en día un reconocimiento a las capacidades que posee y que no son tan distintas a las del hombre. Comenzaremos definiendo laicismo. Es una corriente de pensamiento ideológico que defiende o favorece la existencia de una sociedad organizada, consideran que su postura garantiza la libertad intelectual además de la no imposición de las normas y valores morales, particularmente de alguna religión o secta. ¿Qué es ser mujer laica? Todo podría comenzar en el regazo de un hogar, no necesariamente con alto ingresos económicos donde exista la preocupación por temas de actualidad; pero la joven, la madre o mujer madura va reconociendo y tomando conciencia, descubriendo lecciones de vida, alejándose día a día de la ingenuidad que por siglos la ha sometido, quizá debido a la falta de educación y culturización, pareciera que la mujer por el hecho de ser mujer, carga el peso de una tradición, que en la mayor parte de las culturas conservadoras no le reconoce derechos; pasa a tener conciencia, buscando la felicidad; no por ello dejando de cumplir sus obligaciones como madre, esposa o hija en un ambiente donde la comprensión y la serenidad superan la pena, el miedo, la fría parálisis de la ignorancia que no le permite el surgimiento de la plena madurez. Con el correr del tiempo, la mujer ha ido ampliando su accionar y con ello asumiendo otras funciones que van de la mano de los avances que ha ido experimentando la sociedad actual, acceso a la educación y el ingreso al mundo laboral el que ha tenido diversos efectos en la familia y en el trabajo, pasando todo cambio por ella misma. De esta manera la mujer ha desarrollado un rol protagónico en la historia de Chile y en los pueblos de América Latina.

APORTES DE LA MUJER LAICA A LA SOCIEDAD.

A mediados del siglo 18 con la revolución industrial, muchas mujeres se vieron con la obligación de acceder al mundo laboral y trabajar en fábricas dejando sus hogares e hijos para acceder al mundo de los hombres y alcanzar la igualdad….. muy complejo de lograr aún más en aquellos tiempos. Posteriormente en el siglo 19, el 8 de marzo de 1857, en una fábrica en la ciudad de New York, un conjunto de obreras se organizaron para presentar una propuesta solicitando mejoras en las condiciones laborales en las que se desempeñaban y fueron reprimidas de manera brutal. Ya en el siglo 20, en marzo de 1908, en la misma ciudad, 15 mil trabajadoras dieron vida a un movimiento para exigir mejores condiciones laborales y aumento salarial. (ONU, 08 de marzo Día Internacional de la mujer.) También en Chile durante este siglo surgió la clase media con la incorporación de la mujer al mundo laboral y a la educación, haciendo nuestra sociedad chilena más diversa que nunca con presencia de mujeres en diversas profesiones, en la vida pública y en la cultura. En 1935 nació el movimiento Pro emancipación de la mujer chilena bajo la dirección de Elena Cafarena y lo integraron mujeres pertenecientes a sectores más progresistas pese a que se convocó a mujeres de todas clases sociales sin distinción para que juntas lucharan por la liberación económica, social y jurídica. La porfía de la mujer laica se instituye en el primer proyecto ley presentado ante el congreso nacional en el año 1917, que buscaba el derecho de sufragio en la mujer.. En el año 1946 se forma el partido femenino de Chile tomando como bandera de lucha conseguir que la mujer tuviera derecho a voto y lo logran en el año 1949 y fue así que el año 1952 las mujeres votaron por primera vez en elecciones presidenciales en la historia de Chile. Durante el gobierno del Presidente Gabriel González Videla se nombra a la primera mujer ministra Adriana Olguín en la cartera de justicia. En el año 1952 se conforma el partido Femenino Progresivo que apoyaba la candidatura de Ibañez y su más destacada integrante fue du presidenta María de la Cruz. En el año 1954, por acciones originadas por Hermanas del Centro Femenino Valentín Letelier Nº 13 de Concepción, destacando a la Q.H. Corina Vargas de Medina se da vida a la asociación de mujeres universitarias, se reconoce apoyo incondicional recibido por la diputada Sra. Inés Enriquez Froden y Amanda Labarca. En el año 1955 se fundó la Asociación de Centros Femeninos Paramasónicos y en los años 70 surgen movimientos y mujeres que se incorporan al ejercicio de la política. Las mujeres comienzan a organizarse y luchar al momento de tener la posibilidad de ingresar a la educación superior, ya que en las escuelas solo se les enseñaban “labores de mano” y buenos modales; se les preparaba para el hogar, atender al esposo y crianza de los hijos, esa era la máxima aspiración. El ingreso al mundo educacional les hace tomar consciencia de que no era justo el trato que ellas recibían, por lo que se tenía que hacer algo al respecto….deciden organizarse, formarse e instruirse, aunque estas ideas eran consideradas contraria a los valores tradicionales de la familia, se le considera solo inmadurez en las juventudes, siendo no extraño que el proyectos de ley fueren pospuestos, lo que causa que: la mujer laica y sociedad sean una sola. Muchas mujeres han dejado un trascendental legado; abrieron la senda del saber a la mujer chilena, no sólo para su crecimiento personal y su familia, sino `para el desarrollo en todas las esferas de la sociedad. El principio regente era no permanecer en la ignorancia, porque ella: es la noche del alma, la ausencia del pensamiento, y la negación de la personalidad humana, en palabras de María Espíndola Núñez, pedagoga, poeta, librepensadora y activista y se le atribuye el inicio del movimiento feminista organizado en Chile. Inés Leonor Enríquez Frodden Se inició en política como integrante del Partido Radical sección Concepción en 1935. Fue presidenta de la Asociación de Mujeres Universitarias del PR. También se desempeñó como presidenta del Centro Femenino Radical; integró el Consejo Nacional de Organización Femenina; y presidió las Mujeres Radicales. En 1950 fue nombrada intendenta de la provincia de Concepción, cargo que ocupó hasta 1951. Eloisa Díaz Inzunza primera mujer médico en la historia de Chile y Latinoamérica; pese a que en 1877 se dictó la ley que permitía a las mujeres ingresar a la Universidad, pero fue muy lento el proceso y aun así en el año 1927 ya habían logrado graduarse 49 mujeres médicos, 476 farmacéuticas, 115 dentistas, 18 abogadas y 644 profesoras. Ernestina Pérez segunda mujer de Chile y Latinoamérica en recibir título de médico. Lucila María del perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, primera mujer de Latinoamérica en ser galardonada con el primer premio nobel de literatura en 1945 destacada poetisa, diplomática, feminista y pedagoga chilena. Violeta del Carmen Parra Sandoval, cantautora chilena más importante de todos los tiempos, pintora, escultora, bordadora y ceramista, considerada una de las folcloristas más importantes de América y fundadora de la música popular en Chile. En la política , María Isabel Allende Bussi, diputada entre los años 1994 y 2010 senadora y primera mujer presidenta del senado. Verónica Michelle Bachelet Jeria, médico y política; primera presidenta elegida democráticamente en nuestro país durante 2 períodos. También cabe destacar dentro de estas importantes mujeres, el legado de nuestra socia benemérita Q.H. Adriana del Carmen Mondaca Santelices, notable deportista, y una dama de gran corazón y amor al prójimo que la llevó a conformar parte del voluntariado que dio vida a la institución denominada “Gota de Leche” en el año 1945 y que ha permanecido durante 74 años, con su sabiduría ha sido guía y referente para los nuevos eslabones de nuestra cadena de fraternidad, amor y sabiduría en los 59 años de vida institucional.

CONCLUSIÓN.

El día de elegir ha llegado!!!!, la tiniebla de la ignorancia no está presente ya, podremos ser reconocidas por nuestro valor, se nos permite romper estatutos impuestos y con ello surge nuestra liberación, actúa , hace de su ser, su yo: el vaso sagrado del alma de un ardiente rosal que floreció, como advenimiento de justicia, de solidaridad, de paz, de libertad, de igualdad y fraternidad rechazando toda afirmación dogmática y fanatismo, comienza a luchar por principios de tolerancia, de libertad de elegir qué desea para ella, los suyos y todas sus congéneres por igual, laborando su propio perfeccionamiento a través del estudio que no le era permitido por su condición de mujer. Esta mujer culta, se une a sus pares como una cadena, eslabón a eslabón, llena de fraternidad, de amor y de sabiduría, para compartir su ideal; se propone trabajar difundiendo su cultura como abejas en un panal que sale en busca del néctar de la vida, sin importar el tipo de flor que tiene enfrente, para que ellas descubran su personal dulzor y emprendan una constante búsqueda de la verdad , de su entorno y en lo que pueda innovar con sus propias habilidades; perseverar, que no sea excusa el no pertenecer a una sociedad privilegiada para instruirse no solo ella, sino por las nuevas generaciones; que “sí puede” La emancipación “con todos sus excesos y defectos, con la pérdida de la femineidad y el rechazo por parte del hombre, con su afán por una igualdad total y libre de competencia en todos los campos”

Actualidad

Contáctanos